Artículo | PRL en Bodegas y cooperativas vitivinícolas
10003
post-template-default,single,single-post,postid-10003,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive
prevencion riesgos laborales

Artículo | PRL en Bodegas y cooperativas vitivinícolas

Bodegas y Cooperativas vitivinícolas.
Accidentes en espacios confinados ¿Cómo prevenirlos?

Descubre los principales riesgos del sector y como prevenirlos

 

Introducción

El sector vitivinícola es de extraordinaria relevancia en nuestro país. En España existen 4.071 bodegas (datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), resultados de la Estadística Estructural de Empresas, con datos correspondientes al año 2019).

España es el primer país en superficie de viñedo y tercer productor de vino del mundo, cifras del sector de la Federación Española del Vino.

Dentro del sector vitivinícola, nos centraremos en los riesgos asociados al proceso de elaboración del vino, que engloba desde la recepción de la uva en bodega hasta la expedición del producto terminado.

Debido a la tipología y causas que provocan los accidentes de trabajo en la industria vitivinícola, con el presente artículo se pretende difundir la cultura de la prevención, identificando los diferentes riesgos que se presentan en cada etapa de producción, para proporcionar una serie de recomendaciones a las empresas que permitan una eficaz prevención.

 Identificación de riesgos potenciales

Existe una relación entre los accidentes laborales y la temporalidad, pero también con la antigüedad de la empresa. La identificación y valoración de los riesgos existentes en cada proceso de la industria vitivinícola son fundamentales para, posteriormente, establecer las medidas preventivas necesarias con el fin de evitar o minimizar los riesgos que estos generan en la integridad física y psíquica de las personas que trabajan en él.

 

 Riesgos asociados a la elaboración del vino

Durante el proceso de elaboración, hemos recabado los principales riesgos que pueden derivar en accidentes de trabajo con consecuencias graves o mortales para las personas, entre los que cabe destacar:

  • Riesgos de caída de personas a distinto nivel, derivado de accesos a cotas elevadas.
  • Dentro de los riesgos de tipo mecánico, estaría el riesgo de atrapamiento entre órganos móviles o en elementos de transmisión derivados de la utilización o manejo de equipos de trabajo o máquinas entre las que podemos encontrar: bombas de trasiego, tolvas de recepción de uva, filtros de vino, instalación de termovinificación, grupo de prensado en bodega, refractómetro, prensado, atrapamiento entre tornillos sinfín del transporte, cinta transportadora, depósitos cilíndricos verticales, autovaciantes, etc.
  • Ejecución de trabajos y operaciones en espacios confinados (espacios en los que disminuye la concentración de oxígeno), que se pueden dar en trabajos de extracción de los orujos fermentados y limpieza interior de los depósitos. Accidentes con consecuencias graves o mortales para la persona que tienen lugar por no reconocer los riesgos existentes (previo al acceso), junto con la exposición durante el auxilio inmediato de otros compañeros que acuden al rescate de la persona accidentada inicialmente.

 

¿Cómo evitar o minimizar esta tipología de accidentes?: Prescripciones técnicas

  1. Caídas a distinto nivel

Es necesario disponer de un Plan Interno de Revisión y Mantenimiento Continuado de aquellas instalaciones que requieren el acceso y trabajo en altura por parte de las personas trabajadoras, como pudieran ser escalas verticales, escaleras, pasarelas, cubiertas o demás partes elevadas a las que se deba acceder. Sin olvidar que todas estas instalaciones, además deben contar con elementos de seguridad colectiva, barandillas, elementos antideslizantes, puntos de anclaje, etc. que impiden la caída o cuanto menos, minimicen las consecuencias si ésta no pudiera evitarse del personal de la bodega.

  1. Equipos de Trabajo y/o maquinaria utilizada

Para evitar los accidentes de atrapamiento en máquinas o equipos de trabajo, los responsables de mantenimiento de la bodega deben revisar y verificar (previo al inicio de los trabajos), que los elementos de protección o sistemas y dispositivos de seguridad que impiden el acceso o atrapamiento por los elementos móviles funcionan correctamente para una protección segura y eficaz, impidiendo el acceso a aquellos elementos que protegen, además de impedir su puesta fuera de servicio o anulación.

Utilizar siempre las máquinas con todos los resguardos que pudieran haberse eliminado por necesidad en operaciones de limpieza, mantenimiento, ajuste o reparación es condición indispensable para mantener las máquinas conforme los fabricantes las diseñaron para garantizar la seguridad de sus operadores.

Sin olvidar en este tipo de trabajos previo a la ejecución de los mismos, que los equipos deben estar desconectados de la energía y bloqueados o consignados frente a una puesta en marcha inesperada.

  1. Espacios confinados

Este el principal riesgo en el sector y dónde se suceden la mayoría de los accidentes con consecuencias mortales por asfixia de la persona, lo que se conoce como el “tufo del vino”.

Estos accidentes en ocasiones suelen ser múltiples motivado por el intento de rescate sin los adecuados medios ni la formación adecuada por parte del personal que se encuentra en esas zonas de trabajo.

Las personas responsables de poner en marcha las acciones preventivas en la empresa tienen que ser rigurosas para que el alcance de las medidas sea eficaz en su implantación previo al inicio de los trabajos, estando correctamente adiestrados tanto en la prevención como en la identificación del factor riesgo (en este caso, la ausencia de oxígeno).

GUÍA PARA LA EJECUCIÓN SEGURA DE TRABAJOS EN ESPACIOS CONFINADOS

Para ello, es necesario tener presente los siguientes elementos, para trabajar de forma segura en un espacio confinado de manera eficaz:

  •  Realizar la evaluación de riesgos en espacios confinados para los trabajos a realizar; (por ejemplo, en la extracción de los orujos fermentados o la limpieza interior de los depósitos).
  •  Proporcionar equipos de protección individual adecuados a los trabajadores que se determinen de la evaluación; como casco, arnés, protección respiratorio, equipo de respiración semiautónomo, o elementos y cuerdas de rescate…
  •  Disponer de detectores de muestreo que verifiquen de manera continuada unos niveles adecuados de oxígeno en el interior de dichos espacios, habiendo contrastado antes del inicio de los trabajos, pero también durante su ejecución.
  • Disponer del plan de rescate, con vigilancia continuada desde el exterior por personas que cuenten con la capacitación y formación adecuada y de disponer y saber utilizar los medios de rescate ante emergencias en espacios confinados.
  • Los trabajadores deben disponer de una formación, preparación, condiciones físicas y experiencia adecuadas para poder acceder a este tipo de espacios o actuar ante las situaciones de emergencia que se pudieran producir.

 

Formación específica en bodegas

Por último y no menos importante, no sirve de nada dotar de medidas, dispositivos, seguridades, equipos o sistemas de protección colectiva o individual, instrucciones de evacuación y rescate, sin una formación y adiestramiento adecuado de las personas ocupadas en este sector.

Es imprescindible una formación específica y adecuada en el sector vitivinícola:

  • inicial, para las personas contratadas de forma eventual para la campaña,
  • y otra formación de reciclaje, para el personal fijo en la bodega o que pudiera haber participado en otras campañas.

 

Autor:

Enrique Pagán
Director territorial en Valora Prevención

 

Infografía de las medidas preventivas a tener en cuenta: