Solicita presupuesto ¿Necesitas ayuda?
Artículo | Un paso más en la formación |Artículo | Un paso más en la formación
9621
post-template-default,single,single-post,postid-9621,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive

Artículo | Un paso más en la formación

Un paso más en la formación: Potenciemos las habilidades no técnicas

 

Adquirir los conocimientos técnicos es fundamental para poder trabajar con seguridad y de esta forma evitar accidentes ¡Nadie lo pondría en duda! ¿O sí? Ahora bien, ¿Cuántas veces has terminado una formación y eres incapaz de recordar todos los datos, normas, leyes, medidas…?

Vivimos una época de cambio constante y por ello debemos aprender a ser resilientes, adaptándonos a los cambios; es por lo que hace un tiempo me di cuenta de que impartir formación basada en la adquisición de conocimientos técnicos no es suficiente, hace falta algo más. Esas habilidades que todos sabemos que están ahí pero que nunca nos queda muy claro que son, ni cómo se aprenden.

Hablo, por ejemplo, de Concienciación, Comunicación, Toma de Decisiones, Gestión de la Fatiga/Estrés y Trabajo en Equipo”.

Estas habilidades no forman parte de la formación técnica, pero te permiten efectuar tu trabajo de forma mucho más efectiva y segura.

  • Método de formación basado en la interacción del alumno y el fomento de la concienciación en materia de seguridad.

En Valora Prevención y tras nuestra participación en el Proyecto Europeo ESTEEM, hemos incorporado en nuestro método de formación el aprendizaje y puesta en práctica de las habilidades no técnicas por las personas que asisten a nuestros cursos; se basa en hacer partícipe al alumn@ desde el primer momento, pasa de ser observador a convertirse en el protagonista, se trata pues, de un método dinámico y participativo, con un propósito: “Sensibilizar, concienciar y aportar soluciones que ayuden a minimizar accidentes”.

Estamos acostumbrados a formar en Habilidades Técnicas (herramientas relacionadas con el desempeño “técnico” de un trabajo en seguridad, como hacer uso de herramientas, equipos, protecciones…) y nuestro objetivo ha pasado a querer asegurar que los trabajadores y trabajadoras adquieran una formación excelente, entrelazando los aspectos técnicos con herramientas psicosociales directamente ligadas a la toma de decisiones en materia de seguridad y salud.

Puede parecer un proyecto ambicioso y difícil de conseguir, pero con unas sencillas pautas el éxito está garantizado (la puesta en práctica y nuestra experiencia nos ha demostrado que, si consigues llegar al alumno y este interioriza los conceptos, los aplicará en su día a día):

    • Introduce al alumno en el tema que vayas a tratar.
    • Como formador@ pon en práctica una buena y eficaz comunicación. ¡¡Hazles ver su importancia!!
    • Utiliza durante el aprendizaje casos reales asociados a su trabajo (se sentirá identificado).
    • Pasa de la teoría a la práctica: Desarrolla sesiones o ejercicios prácticos.
    • Utiliza juegos de rol en los que sean partícipes y aprendamos unos de otros.
    • Hazle sentir protagonista (la formación es por y para él).

Entendemos la formación como la estrategia activa para comprender, analizar causas, contextos, formas de pensar, procesos, comportamientos y consecuencias para que los alumnos estén mejor equipados a la hora de enfrentarse a los riesgos laborales.

  • ¿Qué ventajas supone para el trabajador y trabajadora?
    • Ayuda a interiorizar los conocimientos.
    • Garantiza la implicación de los trabajadores.
    • Incorpora trazabilidad en los contenidos asociados al día a día.
    • Mejora y responde a los problemas reales de seguridad y salud.
    • Los conceptos se transfieren directamente del aula al puesto de trabajo.
    • Fomenta actitudes y comportamientos seguros en el trabajo, estimulando su participación e implicación en las gestiones preventivas de su empresa.
    • Sin darse apenas cuenta, cambiará actitudes y comportamientos, convencido de la importancia de adoptar medidas de seguridad (No hay nada más importante que su salud).
  • ¿Y qué ventajas supone para el formador/a?
    • Facilita la implicación del alumn@ en el aula (pasa de ser un sujeto pasivo a uno activo).
    • La formación resulta más atractiva y fácil de entender.
    • Al participar activamente, el alumn@ tiene mayor capacidad de retener la información y durante más tiempo.
    • Lo puedes adaptar a todo tipo de entornos y oficios.
    • Las sesiones son, sobre todo participativas y enriquecedoras en contenido y práctica.
    • Aprendes de la experiencia aportada por cada alumn@.
    • Generas proximidad, cercanía y un clima de confianza formad@r-alumn@.

¿Estás dispuesto a cambiar? Demuestra tu resiliencia

 

Autora:
Angela Cortinas Prieto
Técnico Superior de Prevención